Josep Ruiz Hierro

Barcelona 1961. Josep RH tuvo suerte. Hace unos años le tocó la Lotería Universal e inmediatamente invirtió las jugosas ganancias en encargar tres clones; Carioco 1, Carioco 2 y Carioco 3.  Empleó Carioco 1 a las tareas domésticas y a atender encuestas telefónicas, el segundo —Carioco 2— a llevar contabilidades por las cuales percibía un salario sujeto al convenio de clones, y al tercero, Carioco 3, le destinó el bello ejercicio de la narrativa con la que esperaba forrarse. Por desgracia Carioco 3 salió defectuoso y desde el primer día no pasó de escribir sandeces. Como se extravió la garantía, Josep RH —el original— no tuvo más remedio que dejar de ver partidos de fútbol en Movistar y volver a escribir historias; ejercicio enriquecedor, pero escasamente lucrativo.

 | No me gusta Omnícron |  Ciencia ficción | 6 págs. | 
Anuncios