Paco Torpeyvago

Yo también estuve en París en el 68. O a menos de allí vine en tales fechas; y acerté a aterrizar en plena Mancha, como Sancho Panza. Profesionalmente soy Ingeniero vocacional dedicado a la energía; y cuando no estoy trabajando o durmiendo me dedico a las actividades más variopintas: ilusionismo, astronomía, arqueoelectrónica, música, lectura y escritura… Y, además, soy padre, casi padrazo, actividad que consume el 97% de mi tiempo, junto con el amor a mi sofá.

En cuanto a lo de escribir, comencé en la adolescencia, pero como el resto de aficiones, lo dejé por estudios, trabajo, «la mili»… Y ahora lo retomo. He publicado en el último número de Cosmocápsula, y he sido seleccionado en dos antologías de Saco de Huesos – Bestiario de lo sobrenatural: Aullidos y Frankenstein —ambas aún en preparación—. Me gusta el Tefifán —terror, ficción científica, fantasía— en forma de relatos, pero no descarto nada.

Mantengo un blog —lo de mantener es un eufemismo— donde dejo sueltas mis historias más huérfanas:  Historias malditas

 | Chicalgul | Terror | 5 págs.