SanGre VirgeN para el LycántropO

 

Por Joan Baladre                                              

EL CULTO

¡Hoy es mi cumpleaños! Así que…

Señoras y señores les ofrezco templarios zombies vampiras lesbianas yetis pordioseros hombres lobos amargados princesas a las que les gustan demasiado la sangre muertos vivientes desmadrados momias harapientas jorobados feos asesinos ojerizos scream queens de jamón serrano ¡hemogoblina de tomate! ¡cabezas de plástico! ¡maldiciones muy chungas! ¡puñales de goma! La gente aplaude enfervorizada un día de los años 70 en una fracción de colores saturados. En ese lapsus temporal en el que una gota esférica de sangre perteneciente a una virgen salta por los aires y un terrible libro hecho de piel humana se abre para mostrar sus extraños símbolos de magia negra ¡oh Satanás! Aquí presente la cabra infernal en una noche de Walpurgis en la que profanar el sueño de los muertos no puede dar nunca buenos resultados: así que ahí está la Santa Compaña; pestilente y horrible, bañada por los destellos de la bola de cristal que gira el techo bienvenidos al aullido del diablo a las balas de plata que no deben de extraerse de los cadáveres el público chilla loco y un ritual primigenio empieza a calarse por sus cuerpos excitados que se preparan para una orgía de la noche del terror ciego crujen los ataúdes las ratas hacen de las suyas gatos negros que se escabullen condes maldecidos cementerios perdidos entre la maleza colmillos ensangrentados una serpiente retorciéndose en el cuerpo pálido de una stripper la luna llena el aullido la gente ahora es una masa desnuda dagas para rituales pactos diabólicos gritos en la noche buques malditos de quillas que crujen ¡ofrezcan sus cuerpos! ¡Tetas! ¡Pechos peludos! ¡Saboreen la sangre fácil!

 

 

EL CICLO 

En algún lugar tétrico

en algún tiempo perdido

calles olvidadas y pobres en las que la neblina es la dueña pasajera que trae el horror y puede que hallan demasiadas siluetas inquietantes esperando un impulso una noche eterna

en la que

el sol ha sido engullido por el infierno

y es la hora de la luna llena

de los colmillos del plenilunio que buscan sangre y la secuencia:

la figura peluda y bestial rompe la cristalera

entra rugiendo

la mujer chilla inocente indefensa

la bestia la mordisquea sin piedad a la luz de la llar

su furia y rabia

es incontrolable

es la marca

la maldición

cuando acaba regresa de nuevo a las oscuras calle

le da una patada a una tinaja

aullaaaaaaaaaaaaaa

nadie la va a parar

 

 

RITOS DEMONÍACOS EN EL CUMPLEAÑOS 

Cuerpos cuerpos mórbidos pálidos cuerpos aún calientes ensangrentados heridos la mujer vestida de luto enseña los colmillos hay velas ruinas extraños símbolos orgía de sangre cuerpos desnudos caderas contorneadas tetas con los pezones erectos culos redondos erecciones testigos oscuros siniestros pérfidos hacen muecas desagradables quizás se pueda ver a Helga Liné en un VHS en los que la película se raya a veces y la imagen de su cuerpo erótico gótico va y viene mientras chisporrotea la imagen en la pantalla del viejo TV ritos demoníacos para los que creen en el 666 la puerta del diablo se abre es la hora del pecado de la misa negra todo se deshace como un ácido oscuro a los ojos de un niño pequeño consagrado a las cintas de video como venganza de su pálido hermano ahí están los rugidos y los besos de sangre de los muertos que vuelven putrefactos ¡Oh Drácula déjame dormir! ¡Qué hoy es mi puto cumpleaños! ¡O eso dice en mi red social! ¡Dejadme tocar vello púbico! ¡Saborear tetas mórbidas! Las momias resecas me preguntan cuántos años cumplo, y la carcajada maléfica resuena en todo el castillo medieval de alquiler. Las mortajas apoyadas en la pared se escurren levemente.

            … y esa tarta podrida servida con dedos cortados como velas…

 

El demonio está presente y se ríe de toda la falsedad, el licántropo lo contempla en su círculo de llamas alrededor de la estrella de cinco puntas.

            Hoy es tu cumpleaños, querida bestia.

Y una mierda…

la virgen desnuda e inconsciente, está preparada

hay acólitos con máscaras blancas de hockey

pero lo que más me jode es que…

no sé cuántos años cumplo.

 

La sangre se espesa, los aullidos se hacen demenciales. La fornicación se hace extrema. Hay animales que se unen también a la bacanal. Los cadáveres vivientes también quieren su parte. Pero no puedo invitar a todos.

                        Querida luna negra: cuándo será el próximo cumple… mierdas.

© Copyright de Joan Baladre para NGC 3660, Julio 2017 [Especial aniversario]

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s